Ruta de Tarraco, La huella de roma

Compartir
Ruta de Tarraco, La huella de roma

En esta ruta os proponemos poneros una túnica y coger una cuádriga de caballos para adentrarnos en Tarragona y dejarnos llevar por el legado romano que se conserva. Unos restos romanos que han sobrevivido el paso de los años y que en 2000 la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad.

Pero después de los romanos, otras muchas culturas aún tenían que pisar esta tierra, visigodos, musulmanes, judíos... Todos ellos han dejado su huella en forma de lengua, cultura o monumentos; rasgos que actualmente encontramos perfectamente integrados en el día a día de los tarraconenses, y que te invitamos a descubrir.

Un poco de historia: Hispania, el imperio a los pies de Tarragona

En los primeros años antes de Cristo, Tarragona empezó a vivir una auténtica revolución, pasó de ser un poblado ibérico prerromano ( Kesse o Tarakon según el historiador) a ser ocupada por los romanos ( Tarraco ), y ser declarada base militar, la primera fuera de la península Itálica. Desde allí se impulsó la invasión y estructuración de todo el imperio de Hispania. Posteriormente Tarraco se convirtió en la capital del Tarraconense, zona que ocupaba toda la península Ibérica actual excepto el Sur de Portugal, Extremadura y Andalucía.

Quinientos años después, los logros y la majestuosidad de Tarragona se fundían con la caída del Imperio Romano y la entrada de los visigodos que destruyeron y quemaron la ciudad como símbolo de fuerza y ocupación.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Runes del Circ Romà de Tarragona. Foto: Sergi Boixader

Tinglado 4, Exposición Tarraco/MNAT

Empezaremos nuestra ruta visitando el Tinglado 4, donde encontraremos la exposición Tarraco/MNAT.

En la actualidad en el Tinglado 4 encontramos las piezas más representativas del MNAT, una síntesis que nos adentra en la cultura romana de la ciudad y que nos muestra una pincelada del desarrollo de la capital de la Hispania Citerior.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Tinglado 4 / Exposició Tarraco/MNAT.

La exposición Tarraco/MNAT es una exposición dentro del proyecto de reforma del Museo Nacional de Arqueología de Tarragona que se enmarca, al mismo tiempo, en el proyecto común de la Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Tarragona de puesta en valor del patrimonio romano de la ciudad. Una magnífica oportunidad para conocer la historia de Tarraco y su patrimonio.

Consulte aquí las actividades y los horarios para preparar su visita al Tinglado 4

A continuación cogiendo la avenida Ramon y Cajal, como si quisiéramos salir de Tarragona, nos encontraremos con la Necrópolis Paleocristiana, cementerio y conjunto de estructuras funerarias, datadas de mediados del siglo III y perfectamente adecuadas para ser visitadas.

La Necrópolis paleocristiana

Gracias a la Necrópolis Paleocristiana de Tarragona podemos conocer los oficios, creencias, nombres y cuánto vivían las personas que allí habitaron. A través de la muerte se nos sugiere la vida de estas personas y podemos entender cómo era su mundo hace 1.500 años en Tarraco.

Es uno de los cementerios de la época tardorromana (siglos III-V dC) mejor conocidos y conservados del imperio romano donde se puede contemplar una parte de la necrópolis y algunas de las piezas más destacadas, como el laudo sepulcral de Óptimo o el sarcófago de los Leones, esto nos brinda una oportunidad inmejorable para entender cómo era la vida en la época romana.

Consulte aquí las actividades y los horarios para preparar su visita a la Necrópolis Paleocristiana

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Museu i Necròpolis paleocristiana

Si nos desplazamos hacia el otro lado de la rambla Nova, en la calle Lleida, encontraremos el Fórum Local o la Colonia, el centro religioso y social de la ciudad romana. Los restos son de los más antiguos de Tarragona, datados del año 30 a.C. Originalmente era una amplia plaza cubierta con los edificios más importantes a su alrededor, el área de culto, política y comercial de la ciudad. Actualmente sólo queda parte de la Basílica, que acogía el tribunal de Justicia.

Más información del Foro Local.

Seguidamente es interesante ver el Teatro romano, una de las construcciones más importantes que simbolizaba la supremacía de la ciudad romana junto con el Anfiteatro romano y el Circo romano.

El Teatro romano

Construido a inicios del siglo I d. C., fue el primero de los tres grandes edificios de espectáculos de la ciudad: teatro, circo y anfiteatro. Como ciudad hecha a imagen de Roma, el teatro es un elemento imprescindible para entender el fuerte impacto que tuvo la ciudad en el imperio romano. Designada como capital de provincia en época de Augusto favoreció el crecimiento urbanístico y económico de la ciudad.

Es un edificio semicircular que aprovechaba la pendiente natural del terreno para apoyar parte de la grada. Tenía tres niveles diferenciados y podía acoger a 6.000 espectadores. Delante estaba el escenario, algo elevado. Detrás del escenario, un gran muro con tres puertas permitía la entrada de los actores.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Teatre romà

A finales del siglo XX quedó muy dañado debido a la construcción de diversas instalaciones industriales, pero gracias a una campaña ciudadana se pudo parar el proyecto a tiempo y en la actualidad ha sido remodelado y se ha restituido parte de la volumetría de las gradas del antiguo teatro. Bajo reserva previa se puede visitar y contemplar las mejoras realizadas.

Para conocer este espacio, se realizan visitas comentadas gratuitas los viernes. Realizar reserva previa.

Consulte aquí las actividades y los horarios para preparar su visita al Teatro Romano.

Continuando con la ruta en el casco antiguo, encontramos el Paseo arqueológico y las Murallas. La Muralla és la construcción romana más antigua conservada fuera de Italia, fue construida en el s II aC y todavía podemos ver 1.100m de los 3.500m originales que protegían la ciudad.

Más información del Paseo y las Murallas.

A continuación, enfilando el paseo de las palmeras, nos encontramos el Circo Romano datado del siglo I. Se considera uno de los mejor conservados de Occidente y de estructura única ya que se construyó en el interior de la ciudad. Tenían lugar las carreras de caballos, el espectáculo de masas del mundo romano, lo que explica la gran cabida de este recinto: 30.000 espectadores. Posteriormente cambió de uso y durante el siglo XIX se construyeron otras edificaciones en su interior.

Más información del Circo Romano.

Yendo hacia el mar, frente a la playa del Miracle, por donde llegaban los animales y junto a la Vía Augusta, camino de entrada a la ciudad, encontraremos el Anfiteatro Romano. Fue construido para realizar luchas con gladiadores y cacerías de fieras pero también era el escenario de las ejecuciones públicas. Tenía cabida para 14.000 personas que se acomodaban en las gradas excavadas en la roca que actualmente todavía se pueden visitar.

Más información del Anfiteatro Romano

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Amfiteatre del Teatre Romà de Tarragona. Foto: Sergi Boixader

Seguidamente nos dirigiremos a ver los restos del Foro Provincial, situado en la zona cercana al Circo. El Foro Provincial fue el centro político y administrativo de la provincia Tarraconense, construido en el siglo I. Los restos más destacados son los de la plaza del Pallol (puerta, bóveda y pilastras del Antiguo Beaterio) y, al final de la Rambla Vella, el Pretorio (torre que permitía el paso de la ciudad baja al Foro Provincial), que conecta a través de pasillos subterráneos con el Circo.

Más información del Foro Provincial.

Más allá del centro de Tarragona, al que podemos dedicar todo un día, encontramos una serie de construcciones, la más alejada a 20km de la ciudad, que completan un fin de semana por el legado romano de la zona.

Si tomamos la carretera N-240 hacia Constantí, a 4Km de Tarragona encontraremos la Vil·la romana de Centcelles.

Conjunto monumental de Centcelles

La Vil·la romana Centcelles aún esconde muchos enigmas por resolver y sigue siendo objeto de estudio de muchos especialistas. ¿Cuándo se construyó? ¿Para qué? ¿Cuál es el verdadero significado del mosaico? ¿Quién residió?

El resto más destacado que encontramos es una cúpula considerada monumento clave para el conocimiento del arte paleocristiano, puesto que está cubierta de pinturas y mosaicos con escenas de caza y representaciones bíblicas.

El grado de conservación, la decoración y su arquitectura contundente nos hacen revivir el esplendor que este monumento debió de tener en el pasado.

Durante el año se celebran conciertos y otras actividades, y además se pueden realizar visitas guiadas.

Consulte aquí las actividades y los horarios para preparar su visita al Conjunto monumental de Centcelles.

A continuación es de obligada visita el Acueducto de Les Ferreres, popularmente llamado, el Puente del Diablo. Tomando la carretera N-240 dirección Lleida, se levanta este famoso acueducto, construido para abastecer agua proveniente del Francolí, en la ciudad de Tarragona. Está construido con dos filas de arcos, una inferior de 11 y una superior de 25 que permiten que el agua salve el desnivel del valle. Tiene una longitud de 217m y la altura máxima es de 27m.

Más información del Acueducto de Les Ferreres.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Pont del Diable. Aqüeducte de Tarragona a les Ferreres. Foto: Sergi Boixader

Si tomamos la carretera N-340 sentido Barcelona nos encontraremos la Torre de los Escipiones, a 6Km, el monumento funerario más famoso de Tarragona, conservada casi en su totalidad.

Torre de los Escipiones

Los romanos tenían prohibido incinerar o enterrar a los difuntos dentro de la ciudad. Por eso, siempre lo hacían fuera de la muralla y, normalmente, junto a las vías.

Inicialmente se pensó que este monumento era el sepulcro de los hermanos Escipión, hecho que le dio el nombre. Pero los trabajos de investigación realizados a lo largo del siglo XX han desmentido esta errónea interpretación. Los estudios han llegado a la conclusión de que se construyó a principios del s. I d. C. y por tanto no puede ser el sepulcro de los hermanos.

La Torre de los Escipiones se puede visitar libremente.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Torre dels Escipions

Continuando por la N-340 a menos de 4Km encontraremos La Pedrera del Mèdol, que es fácilmente accesible y de libre acceso. Fue una gran cantera destinada a la extracción de piedra caliza, del Clot del Mèdol se llegaron a extraer 50.000m cúbicos. Destaca la Aguja de Mèdol, una columna de más de 16 metros de altura que marca la cota original de la roca antes de que empezara su explotación.

Más información de la Cantera del Mèdol.

Siguiendo la misma carretera, a 14Km encontraremos Altafulla, donde se conserva la Vil·la romana dels Munts.

Villa romana de los Munts

Nos encontramos frente a una de las villas aristocráticas mejor conservadas de la Hispania romana. Su propietario, un alto cargo de la administración de Tarraco, ostentaba su riqueza con murales, estatuas, mosaicos, columnas de mármol... que en gran parte se han mantenido hasta la actualidad.

Los primeros restos datan del siglo I dC, y se realizaron cambios hasta el siglo V, donde se detectan las últimas reformas que acabaron conformando la villa tardorromana y visigoda, que estuvo en uso hasta el siglo VII.

Una casa destinada al ocio y al ocio de las élites de Tarraco y que, a buen seguro, tuvo un papel clave en sus relaciones sociales, políticas y económicas.

No se pierdan los itinerarios y las visitas guiadas teatralizadas para descubrir la Villa.

Consulte aquí las actividades y los horarios para preparar su visita a la Vil·la romana dels Munts.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Vil·la romana dels Munts

Arco de Berà

Finalmente para terminar esta ruta, si retomamos la N-340 hasta Roda de Berà, a 20Km de la capital, veremos el Arco de Berà.

Es un arco dedicado al emperador Augusto, erigido a finales del siglo I aC, situado sobre la Vía Augusta como recibimiento en la ciudad de Tarraco. Años atrás la carretera pasaba por su interior, pero se desplazó para no estropear el monumento, que exceptuando unas inscripciones, se conserva en su totalidad.

Podemos visitar libremente el Arco de Berà, que se encuentra en la misma carretera N-340.

Más información del Arco de Berà.

Ruta de Tarraco, La huella de roma

Arc de Berà a Roda de Berà. Foto: Sergi Boixader

 

Adernats - Vinicola de Nulles

Nulles (a 12.8 Km)

Leer más

Descobreix Tarraco, L'empremta de Roma

Tarragona

Leer más

Jumpland Aventura Ecològica

Cambrils (a 14.7 Km)

Leer más

Mon Casteller- Museu Casteller de Catalunya

Valls (a 14.7 Km)

Leer más

Dónde comer

L'Orangerie de Clos Barenys

Vila-seca (a 11.7 Km)

Leer más

Arena Tapas Restaurant

Salou (a 10.9 Km)

Leer más

Restaurant Denver Cambrils

Cambrils (a 15.7 Km)

Leer más

El Refugi

Valls (a 15.8 Km)

Leer más

Dónde dormir

Càmping Stel

Roda de Berà (a 2.1 Km)

Leer más

Port Plaza Apartaments

Tarragona

Leer más

Càmping Arc de Barà

Roda de Berà (a 1.9 Km)

Leer más

Gavina Camping Village

Creixell (a 3.5 Km)

Leer más

Destacamos...

La Ruta del Cister: tres grandes monasterios reales con una…

Leer más

Experiencias

Visita libre al Arco de Berà

Leer más

Exposición "Tarraco/Mnat" en el Tinglado 4 de Tarragona

Leer más

Agenda

Las Fallas en la Alta Ribagorça

14/06/2024 ...

Leer más

Fiesta de las fallas en La Vall de Boí

14/06/2024 ...

Leer más

Apúntate a nuestras newsletters!

Podrás recibir nuestros boletines con nuevas rutas, promociones, sorteos y mucho más.
Disfruta de femturisme.cat desde tu correo electrónico!