Ruta por las fuentes y el patrimonio de Caldes de Malavella

Compartir
Ruta por las fuentes y el patrimonio de Caldes de Malavella

En esta ruta os proponemos conocer a fondo las fuentes y patrimonio termal de Caldes de Malavella.

Os animáis?

Termas Romanas del Puig de Sant Grau

Siglo I. Bien Cultural de Interés Nacional. Son los restos mejor conservados del municipio romano de AQUAE CALIDAE, actual Caldes de Malavella.

r392_termal (1) El edificio termal romano de Sant Grau fue construido alrededor del año 50 dC sobre un balneario anterior, de los siglos II-I aC, que fue en buena parte derribado y del que conocemos muy pocos vestigios (restos de un enlosado, de alguna pared con arcos, una pequeña parte de la fachada y una piscina). El edificio del siglo I dC, en cambio, se conserva de un modo notablemente íntegro.

Aún se pueden observar los mecanismos de funcionamiento del agua casi intactos. El edificio consta de una piscina central (natatio) rectangular, de 7,90 por 6,65 metros, y de acceso escalonado, y de una serie de cámaras alrededor para recibir tratamientos curativos. Hay tres espacios en la parte de atrás, inicialmente se pensaba que eran bañeras, pero se trata de estancias donde se tomaban aceites. Sus características son eminentemente salutíferas vinculadas al culto probablemente de Apolo o de alguna otra divinidad curativa de enfermedades.

En época medieval el balneario continuó en funcionamiento. Dos nuevas piscinas ocuparon el espacio de la antigua estancia sacra, mientras la circulación del agua acumulaba sedimento calcáreo por todos los lados sur y este del edificio. Sus estructuras fueron aprovechadas en el siglo XIV para construir el castillo de Caldes, pero las funciones balnearias del edificio romano, reconvertido en hospital, perduraron aún hasta el siglo XIX.

El Puig de Sant Grau

Siglos I-XIX. Pequeño promontorio donde hay varios manantiales de agua termal de Caldes, que desde la antigüedad fueron explotados con la construcción de unas termas romanas. En la época medieval, el monte lo ocupaba el castillo de Caldes; actualmente quedan parte de la muralla y las torres.

La capilla de San Grau, s. IX, que da nombre al lugar, fue la la iglesia parroquial de la Villa hasta que quedó obsoleta por el crecimiento de la población y por el hecho de estar construida en una zona con fuertes surgencias de agua termal, ya que provocaba que los cuerpos del cementerio no se descompusieran, sino que se momifiquessin. Entonces, se decidió construir extramuros la nueva Iglesia de San Esteban, s.XI. A partir de este momento, la capilla de St.Grau fue el lugar donde se reunía el común de la villa; el síndico, etc.

En el s.XIX, el industrial Pau Estapé Maristany adquirió buena parte del monte e hizo construir la planta embotelladora del "Agua Imperial" en la actual plaza del Agua. Aprovechando la afluencia de veraneantes a la villa balnearia de Caldes, el Sr. Estapé adecuar el espacio para promocionar su producto. Además de llevar allí a cabo la primera campaña de excavación arqueológica de las termas romanas, se creó un jardín modernista que integraba las fuentes de San Grau o de la Roqueta y la del Hospital en templetes de estilo neoclásico. Con la crisis del fenómeno del veraneo, todo el conjunto siguió un proceso de deterioro avanzado, hasta que hace unos años el Ayuntamiento de Caldes lo adquirió y lo adecuó.

El Castillo y Las Murallas Medievales

r394_muralla Siglo XII. Castillo medieval construido sobre los restos de las termas romanas. Fue derribado entre los siglos XVIII y XIX. Actualmente sólo queda como testimonio parte de la muralla y de las torres.

Siglos XII-XIV. La villa de Caldes tenía desde el siglo XIV una muralla que defendía la población. Se conservan varios tramos, localizados en Cal Ferrer de la Plaza, en la ermita de Sant Grau y al canal que sigue la fuente de la Mina. El paramento de los muros es de sillares escuadrados dispuestos en hiladas y aspilleras intercaladas. El castillo tenía una muralla propia de origen más antiguo, de la que se conservan tres torres defensivas, una construida sobre los restos de las termas romanas.

Historia del embotellado de agua

El primer embotellado industrial del que tenemos noticias es de 1870. Fue entonces cuando la familia Pla y Deniel obtuvo el permiso de exportar agua medicinal con el nombre de "San Narciso".

Hacia 1880, el doctor Modest Furest i Roca adquirió los terrenos del Monte de las Ánimas para explotar las fuentes Grande, de la Cantera, Chica y del Hígado. Inicialmente comercializada con el nombre de "Agua del Puig de las Almas" en 1891 tomó el nombre de "Vichy Catalán". Pronto la planta embotelladora alcanzó un éxito notable.

A finales del siglo XIX el Puig de Sant Grau fue adquirido por el industrial Pau Estapé Maristany, que hizo construir la planta embotelladora del "Agua Imperial" en la actual plaza del Agua. El proyecto se complementa con la adecuación del espacio y la construcción de un jardín modernista con el objetivo de promocionar su producto.

Finalmente, el balneario Soler y el balneario Prats embotellaban el agua de la fuente de la Mina antes de la Guerra Civil, con los nombres de "Agua del Balneario Prats" y de "Fuente Cataluña", respectivamente. Después de la guerra, las dos empresas se fusionaron para embotellar el "Agua Malavella", que en 1985 fue adquirida por SA Vichy Catalán.

Cruce de Caminos Antiguos

Siglos XIV-XVIII. El cruce de las actuales calles de la Libertad y de la plaza Pequeña era en época medieval el núcleo de la villa de Caldes. El camino que iba hacia el norte llevaba a Girona, el del este iba a Cassà y Llagostera, el del oeste era el camino real de Santa Coloma de Farners y el del sur era el camino real de Vidreres.

Cada uno de los caminos tenía salida de la ciudad amurallada desde los respectivos portales, de los que prácticamente no quedan vestigios. El único indicio que se conserva lo localizamos bajo el tramo de muralla adosado a Cal Ferrer de la Plaza, donde están los restos del quicio del portal de Girona. La cruz que está grabada en una de las casas del cruce es un testimonio de este antiguo enclave intramuros.

Fuente de la Mina y lavaderos Municipales

La Fuente de la Mina es una fuente de agua termal, también conocida con el nombre de Raig de Mel. Apareció a raíz de las obras de construcción de una mina, que se hacían para desecar un campo pantanoso.

Durante la década de 1840 su agua caliente fue canalizada de forma subterránea hasta unas casas de baños, que fueron los antecedentes de los balnearios Prats y Soler. El agua de la fuente fue embotellada para el consumo por el Balneario Prats con el nombre de "Agua del Balneario Prats" y por el Balneario Soler como "Fuente Cataluña", hasta que ambos fusionarse bajo el nombre "Agua Malavella ". Finalmente, en 1985 fue adquirida por Vichy Catalán. El agua brota a unos 60 ºC y presenta reconocidas propiedades; por eso es habitual la presencia de gente de la comarca para tomarla.

Los lavaderos que hay cercanos llenan del agua termal que sobresale de la fuente, y en toda la región gozaba de mucho renombre debido a su idoneidad para hacer la colada. Este es el origen del topónimo de la Riera del Lejía, que transcurre por delante y que recoge el agua.

Las ramblas y las casas de veraneo

r394_estueig A principios del siglo XX se empezaron a construir casas de veraneo al sur del núcleo de Caldes, con una rambla arbolada como eje vertebrador. El paseo, promovido por el barcelonés Bartolomé Recolons, se convirtió en un lugar muy frecuentado por los barceloneses que venían a tomar las aguas en la localidad.

Las casas que se construyeron tenían una notable influencia de la estética modernista y novecentista, con motivos decorativos distintivos como, por ejemplo, las molduras, los hastiales sinuosos y el trabajo de la cerámica y la forja. Son buenos ejemplos las casas Mas y Ros, Motlló, Chalets de en Vilar y Bell-Estar, así como el chalet de Antoni Mas y la Colonia Rodríguez.

La rambla se prolongó con un nuevo tramo arbolado, promovido por el propietario de la masía vecina de Can Rufino. El modelo constructivo de esta zona fue de grandes torres aisladas, entre las que destacan la Villa Rosario y la Torre de Can Sala.

Otras casas modernistas interesantes del centro urbano: Quintana, Perxachs, Manegat, Pla y Deniel, casa del Poeta Matheu, Casa de les Punxes, Bonanova, Torre de los Pájaros.

Iglesia parroquial

Siglos XI-XVII. Iglesia del siglo XI dedicada a San Esteban. De sus orígenes sólo conserva los ábsides románicos de gran tamaño, de estilo lombardo y la planta basilical. Ha sido reformada en varias ocasiones y lo que vemos actualmente es mayoritariamente del siglo XVII. La fachada es de estilo renacentista y a ambos lados de la puerta, en la parte inferior, se puede ver uno de los símbolos de Caldes, unos grandes peroles o calderines.

La Iglesia está en el centro de la plaza del mismo nombre y está rodeada por edificios modernistas, neoclásicos y eclécticos; lo más destacado es la Casa Quintana. Por las calles de alrededor, podemos encontrar más edificios emblemáticos como el Teatro-Casino Municipal.

La granja y la fuente de la Vaca

La Granja es un proyecto de urbanización iniciado la década de 1920 que contemplaba la construcción de una ciudad-jardín para los veraneantes de Caldes. Según el plan, las torres señoriales se debían acompañar de espacios ajardinados, con un parque público que sería el centro social.

En una primera fase de urbanización, se edificaron seis torres de estilo novecentista, entre las que destacan la Villa Catalina (Torre núm. 1), la Vicaría (Torre núm. 2) y la Torre de los Caballos (Torre núm. 5). El parque público recibió el nombre de la fuente preexistente, y se construyeron un pozo y un merendero conocido como el Casinet. La nueva fuente de la Vaca es una construcción de estilo modernista, con los muros esgrafiados y un azulejo con el bóvido que le da nombre representado, coronada por una cúpula de cerámica vidriada. El proyecto de urbanización de la Granja no prosperó debido a la crisis del fenómeno del veraneo y del estallido de la Guerra Civil.

Es un espacio agradable, tranquilo y el mejor lugar para tomar el fresco en verano.

balneario Prats

Siglos XIX-XX.

Balneario construido entre finales del siglo XIX y principios del XX. La familia Prats concibió el centro termal como un gran edificio de estilo ecléctico, con fachadas de composición simétrica profusamente decoradas con motivos clásicos como, por ejemplo, pilastras, guirnaldas y flores.

Las aguas termales de Caldes de Malavella son conocidas desde la época romana. Sus propiedades curativas son apropiadas para el tratamiento de enfermedades reumáticas, dispepsias, hepatitis, fracturas, heridas, y al mismo tiempo son recomendadas para regular las alteraciones del aparato digestivo, urinario y circulatorio.

El antecedente del Balneario Prats es un pequeño establecimiento termal que fundó la familia Prats aprovechando el agua de la fuente de la Mina. El fenómeno creciente del veraneo propició que, durante la segunda mitad del siglo XIX, se construyera el edificio actual en el centro de la población. Este nuevo edificio, de gusto ecléctico, que se caracteriza por el uso de elementos arquitectónicos de épocas diferentes, tuvo que ampliarse en 1912, siguiendo el proyecto del arquitecto Eusebi Bona. Fue entonces cuando se sustituyó la antigua portada de acceso por la actual. Junto al establecimiento termal, se construyeron varias casetas para alojar los clientes, las cuales fueron derribadas hace unos años.

El Balneario Prats embotellaba "Agua del Balneario Prats" a pequeña escala, hasta que el aumento de la demanda de agua con gas hizo que se unieran el balneario Prats y el balneario Soler para crear un nuevo embotellamiento llamado "Agua Malavella", del agua procedente de la Fuente de la Mina. Entonces se produjo un cambio en la consideración que se tenía del agua de Caldes: además del consumo dirigido a los tratamientos medicinales, a partir de ese momento fue considerada agua de mesa, con el consiguiente aumento de la demanda. La planta embotelladora fue adquirida en 1985 por la empresa SA Vichy Catalán.

Balneario Vichy Catalán

Siglos XIX-XX. El Balneario Vichy Catalán fue promovido por el doctor Modest Furest i Roca, que en 1880 compró los terrenos del Puig de las Almas. Esta adquisición tenía como objetivo la explotación de las fuentes de agua termal, que consistió en la construcción de una planta embotelladora y en los baños "in situ". El agua de las fuentes Grande, de la Cantera, Chica y del Hígado fue inicialmente comercializada con el nombre de "Agua del Puig de las Almas", declarada ya entonces de utilidad pública.

En el año 1891 el agua adoptó el nombre de "Vichy Catalán", por analogía con las reconocidas aguas medicinales del balneario francés. Ese mismo año, el Dr. Furest consolidó el proyecto con la construcción de un balneario, encargado a Gaietà Buïgas y Monrabà.

El balneario se proyectó como un edificio de dimensiones monumentales, de estilo modernista y de marcada inspiración arabizante. Consta de dos partes diferenciadas que forman una "T". Destaca un patio interior con una fuente, ante la que hay una capilla dedicada a San José y a San Esteban, construida bajo la influencia de la estética modernista.

Ruta del Camp dels Ninots

r394_ninot Visita señalizada al yacimiento paleontológico del Camp dels Ninots, declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Bajo los campos de cultivo, se esconde uno de los pocos yacimientos que permiten reconstruir todo un ecosistema de hace unos 3,1 millones de años, concretamente del periodo que se conoce como el Plioceno Superior.

El topónimo del Camp dels Ninots proviene de antiguo, de cuando muchos caldenc iban para buscar el que llamaban muñecos: unas piedras (de ópalo menilític) con unas formas curiosas, arriñonadas, con las que jugaban a imaginar figuras diversas. Los trabajos científicos que se llevan a cabo desde 2003 han permitido recuperar restos fósiles animales; aves, peces, anfibios, reptiles y mamíferos como bóvidos o tapires, y restos vegetales como hojas, troncos y pólenes. Gracias a estos estudios se sabe que el yacimiento se sitúa en un antiguo volcán, en el crater del cual, cuando la actividad volcánica cesó, se formó un lago.

Visita guiada virtual en el Camp dels Ninots: https://www.youtube.com/watch?v=zD3Ng5va1hI&t=69s

Fuente: Ayuntamiento de Caldes de Malavella

Qué hacer

Hotel Balneari Vichy Catalan

Caldes de Malavella

Las aguas termales bicarbonatadas y sódicas del Manantial Vichy Catalán emergen a…

Leer más

Fundació Mona

Riudellots de la Selva (a 6.6 Km)

La Fundación Mona, es una entidad sin ánimo de lucro creada para…

Leer más

Museu Trias de la Galeta

Santa Coloma de Farners (a 11.5 Km)

El museo Trias de la Galeta es fruto del profundo amor de…

Leer más

El Gran Museu de la Màgia

Santa Cristina d'Aro (a 16 Km)

Ven a descubrir la Casa Mágica, donde se exponen autómatas, pósters, aparatos…

Leer más

Xplore Girona - Escape Room Urbà

Girona (a 16.3 Km)

Vive Girona como no lo habías hecho nunca, con un Escape room…

Leer más

Marineland

Palafolls (a 20.4 Km)

Un viaje al mundo animal, un recorrido entre delfines, leones marinos, aves…

Leer más

Camins de Bosc

Sant Hilari Sacalm (a 22.7 Km)

Caminos de bosque es un espacio forestal privado de unas dos hectáreas…

Leer más

Tirgi Parc de les olors

Celrà (a 22.7 Km)

Un lugar donde reencontrarse con la naturaleza y descubrir las más de…

Leer más

Dónde comer

Mas Ros Restaurant i Hotel

Cassà de la Selva (a 6.5 Km)

Disfruta de un restaurante ubicado en una antigua masía del siglo XVIII,…

Leer más

Pura Brasa

Pineda de Mar (a 25 Km)

Una experiencia gastronómica única: Pura Brasa es un concepto cercano y divertido…

Leer más

El Racó

Palamós (a 26.4 Km)

Pizzeria mediterránia situada a 200m del mar, en el paseo de Palamós.

Leer más

Hostal Restaurant La Fosca

Palamós (a 27.6 Km)

En este magnífico espacio disponemos de un hostal de 24 habitaciones y…

Leer más

Dónde dormir

Hotel Balneari Vichy Catalan

Caldes de Malavella

Las aguas termales bicarbonatadas y sódicas del Manantial Vichy Catalán emergen a…

Leer más

Mas Ros Restaurant i Hotel

Cassà de la Selva (a 6.5 Km)

Disfruta de un restaurante ubicado en una antigua masía del siglo XVIII,…

Leer más

Camping Riudarenes

Riudarenes (a 11 Km)

Rodeado de tranquilidad y de naturaleza, nuestro camping es, quizás, uno de…

Leer más

La Casa Nova

Riudarenes (a 11 Km)

En la casa hay cuatro habitaciones triples y una doble, todas hacen…

Leer más

Hostal Can Gurt

Santa Coloma de Farners (a 11.5 Km)

Alojamiento turístico con categoría de Pensión de 2 estrellas, con 17 habitaciones…

Leer más

Can Baldiri

Santa Coloma de Farners (a 14.9 Km)

Actualmente Can Baldiri es una vivienda de uso turístico por grupos de…

Leer más

Evenia Olympic Resort

Lloret de Mar (a 15.1 Km)

Situado en una zona residencial de Lloret de Mar, a poca distancia…

Leer más

L'Azure Hotel

Lloret de Mar (a 15.5 Km)

L'Azure es un nuevo hotel diseñado para parejas y familias que desean…

Leer más

Destacamos...

Pareja a la fuga: una escapada perfecta en pareja en Rocallaura

Leer más

Sorteo: entradas a la Iglesia de la Colonia Pons

Leer más

Propuestas

Únete a una visita guiada y conoce nuestro Centro y tarea

Leer más

Escape Room Urbano - Las Puertas del Call Jueu

Leer más

20.00 €

Agenda

Ciclo Enfréscate en Sant Julià de Ramis

29/06/2022 ...

Leer más

Fiesta Mayor de Canet de Mar

22/06/2022 - 29/06/2022 ...

Leer más

Apúntate a nuestras newsletters!

Podrás recibir nuestros boletines con nuevas rutas, promociones, sorteos y mucho más.
Disfruta de femturisme.cat desde tu correo electrónico!