Ruta del Cucurull por el Coll de Repàs en Roda de Berà

Compartir
Ruta del Cucurull por el Coll de Repàs en Roda de Berà

¿Conoces el Coll de Repàs en Roda de Berá? Os proponemos una ruta por los alrededores del municipio donde disfrutarás de unas vistas espectaculares.

Desde la plaza de la Sardana a los corrales de Cal Guivernau

Salimos de la Plaza de la Sardana, cruzamos la Plaza de los Pinos y llegamos a la vía, en la calle de las flores. Giramos a la izquierda por el edificio del antiguo ayuntamiento (hoy Hotel de Entidades), pasamos por la plaza de la iglesia y subimos por la calle de la derecha que bordea Cal Guivernau, que fue sede de las antiguas escuelas de primaria del pueblo y donde se sitúan algunas teorías del castillo de Roda de Bará.

Pasamos por la plaza de a Todos los Caídos y continuamos por la bajada de las Monjas, dejando a la derecha la Casa Elías, que fue sede de un convento de monjas y de ahí su nombre al edificio. A la izquierda dejamos el acceso hacia Ca l'Olivar, una de las antiguas casas solariegas del pueblo, donde se ubica actualmente la asociación Cultural "Las Monjas".

Seguimos bajando hasta el Rellano y giramos a la derecha por el torrente llegando a la calle del agua. Pasamos por ca la Martorella (hoy en día coctelería bar) que combina el respeto de la construcción original con una creativa y moderna decoración interior.

Cruzamos por debajo del puente de la vía del tren y salimos del pueblo por el camino de cal Lorenzo, hacia el fondo del mismo nombre, por un camino ancho de cemento, siguiendo un alto muro que protege los campos situados a mayor altura. Según vamos caminando, nos acompañan a la derecha, en la parte alta del muro, dos acequias de agua. Una conducía el agua al pueblo desde la Fuente del Común y la otra la conducía a las balsas de la RENFE, por servicio de las locomotoras de vapor. Junto a una torre de luz, antes de llegar al nuevo puente del AVE, podemos ver la arqueta donde se bifurcan las acequias y desde la que se controlaba el paso del agua hacia una u otra.

Cruzamos por debajo del puente del AVE y dejamos a la izquierda una antigua granja de cerdos, una pequeña pineda y la silueta de los corrales de la masía de Cal Guivernau, son puntos que nos avisan que pronto encontraremos la señal para desviarnos a la izquierda, separándonos de la ruta amarilla con la que hemos caminado hasta ahora y que sigue recto hacia la Plana de Xim.

Desde los Corrales de Cal Guivernau al Balcón del Mediterráneo

El camino se hace más estrecho, pedregoso y hace un poco de subida. Sólo empezar, a la izquierda, encontramos un pequeño pozo de piedra.

Mientras avanzamos por este camino, que era por donde antiguamente se llegaba a Bonastre (antes de que hicieran la carretera), encontraremos la única palmera autóctona que está detrás del camino. Llegamos al primer cima donde encontramos la subida más pronunciada de esta ruta. Desde la cima vemos Bonastre, su carretera nueva, sus invernaderos y en el horizonte, las montañas del Montmell "El techo del Penedès".

Vamos caminando por la acera de la cresta, con vistas a la izquierda del fondo de cal Lorenzo, las masías nueva y vieja del mismo nombre y Rueda en una vista cada vez más amplia que llega hasta al mar. A la derecha hay Creixell y su castillo y especialmente su iglesia de la que Jujol hizo el remate del campanario, Torredembarra y su faro, La Pobla de Montornès y Altafulla.

Coronamos la tercera elevación y aquí vemos restos de una antigua trinchera, la vía del AVE a ambos lados de la montaña y pasamos por encima del túnel excavado en la montaña del Flaresso.

Desde aquí, los días claros, se puede ver nítidamente la catedral de Tarragona y el Cap de Salou.

De Balcón del mediterráneo al Cucurull

Tras el descanso, seguimos subiendo hasta coronar la montaña del Flaresso, desde donde se aprecia una de las mejores vistas de Roda.

Caminamos hasta encontrar una señalización que nos indica la Cueva del Buen Juan y la Sima del Flaresso. Para visitarlas es necesario apartarse de la ruta y no es conveniente hacerlo con personas poco preparadas para caminar en la montaña. Ambas están a unos diez minutos de la señalización.

A la derecha, la Cueva del Buen Juan. Descendemos por el estrecho sendero que parte de la señal y está situada sobre un montículo inmediatamente inferior, en el lado que da hacia el montículo inmediatamente inferior, en el lado que da hacia el mar. Esta cueva, de entrada amplia y bien protegida, se cree que servía de taller para la construcción de utensilios, por los restos prehistóricos que se han encontrado.

A la izquierda, la Sima del Flaresso, situada a la altura del túnel del AVE. Tiene una entrada vertical no muy profunda y luego se encuentran hermosas galerías con estalactitas y estalagmitas. Desde la montaña del Flaresso ya se ve el Cucurull. Para llegar, descendemos por un camino estrecho y pedregoso hasta el Cucurull, torre de vigilancia para unos y restos de un castillo para otros. Es una torre redonda construida a mediados del siglo XI a base de piedras sin trabajar de diferentes medidas y unidas por mortero de cal. Se conserva parte de la base y del primer piso pero no quedan restos de la puerta de entrada que tenía que estar en la base.

Del Cucurull a la plaza de la Sardana

También vemos el nuevo polígono industrial del Avenar y el último depósito de agua. Descendemos de una manera cómoda y agradable con la vista a Roda y al mar.

Pasamos por el cruce de senderos que llevan a las balsas de la estación y la señalización que conduce a los molinos de harina que fueron construidos a finales del siglo XVIII. Eran molinos hidráulicos y el agua que utilizaban venía de Bonastre a través de una acequia que atravesaba un túnel excavado en la roca del Coll del Repaso. Las balsas se conservan en muy buen estado y el obrador del molino de abajo también. Los obradores de los molinos superiores están excavados en una parte en la roca, pero hoy en día se encuentran en ruinas.

Giramos a la derecha pasando por el lado de la antigua masía del Prats, hoy convertida en la casa rural Los Molinos. Siguiendo la acequia, llegamos al primer depósito de agua del pueblo, que parece una gigantesca maceta, por la cantidad de vegetación que lo corona. De aquí vamos hasta los huertos y al llegar al final nos encontramos con un cercado detrás del cual se encuentra el antiguo lavadero de los muertos, donde se lavaba la ropa de las personas que morían.

Giramos a la izquierda para atravesar los últimos huertos, por un camino junto a la acequia. Continuamos a la derecha y pasamos por debajo del puente del tren hasta llegar a la fuente en la que se encontraban los lavaderos.

Fuente: Ayuntamiento de Roda de Berà

Granja Escola Corral de Neri

El Catllar (a 12.4 Km)

Leer más

Restaurant Can Martí

Cunit (a 13.8 Km)

Leer más

Casal Auditori La Violeta

Altafulla (a 8.5 Km)

Leer más

Golf Costa Daurada

El Catllar (a 11.6 Km)

Leer más

Dónde comer

Arena Tapas Restaurant

Salou (a 29.6 Km)

Leer más

El Refugi

Valls (a 19.1 Km)

Leer más

Dónde dormir

Càmping Arc de Barà

Roda de Berà (a 1.9 Km)

Leer más

Hotel Gran Claustre

Altafulla (a 8.3 Km)

Leer más

Mas Llagostera

La Bisbal del Penedès (a 9.6 Km)

Leer más

Gavina Camping Village

Creixell (a 3.5 Km)

Leer más

Destacamos...

Gana una de las 3 entradas dobles en Aqualeón Water Park Costa…

Leer más

La Ruta del Cister: tres grandes monasterios reales con una…

Leer más

Propuestas

Juego Carabouille del camping

Leer más

Salidas de Buceo con Odysea Diving Center

Leer más

38 €

Agenda

Ciclo de Caminatas Saludables en Guardiola de Berguedà

27/05/2024 ...

Leer más

Fiesta del 27 de mayo en Ripoll

27/05/2024

Leer más

Apúntate a nuestras newsletters!

Podrás recibir nuestros boletines con nuevas rutas, promociones, sorteos y mucho más.
Disfruta de femturisme.cat desde tu correo electrónico!