Espai Natura Muntanya d’Alinyà Fígols i Alinyà

Compartir

Grandioso escenario y refugio de especies emblemáticas como la gamuza o el urogallo, Espai Natura Muntanya d’Alinyà se sitúa en el Prepirineo catalán, la única región de Europa donde nidifican y se observan con facilidad las cuatro especies de buitres que viven en el Viejo Continente: buitre común, quebrantahuesos, buitre franciscano y alimoche.

Entre la sierra del Cadí y el río Segre, el Espai Natura Muntanya d’Alinyà es la mayor finca privada de Cataluña. Sus más de 5.000 ha, entre 500 y 2.380 m de altura, y su relieve accidentado le dan una diversidad de ambientes superlativa. Pastos, ríos, bosques, cumbres, riscos y peñascales forman un conjunto de una excepcional riqueza ecológica y paisajística, donde la gran fauna pirenaica vive en armonía con la población local.

A lado de la iglesia de Alinyà se encuentra el centro de visitantes de la Montaña que acoge una agrotienda especializada en productos de la zona así como un espacio expositivo de los aspectos más significativos del valle. La Rectoria (Centro de visitantes-Agrotienda): abierta todos los sábados, domingos, festivos y todo agosto de 10 a 14 h y de 16 a 18 h.No te lo pierdas! Ven a descubrir los secretos sorprendentes de la Montaña viva.

En la montaña de Alinyà también se pueden hacer salidas guiadas para conocer de cerca un buitre negro, un alimoche o un quebrantahuesos. Estas actividades, oferta única en toda Cataluña, que combinan varios aspectos como el senderismo, el paisaje, la observación y el conocimiento, tienen como objetivo divulgar y concienciar sobre las aves carroñeras y con la puesta en valor del patrimonio natural como activo para el desarrollo económico local de las comarcas pirenaicas.

No os podéis perder...

La Rectoría. Al lado de la iglesia de Alinyà se encuentra abierto este centro de visitantes de la montaña de Alinyà que acoge una agrotienda especializada en productos de la zona así como un espacio expositivo de los aspectos más significativos del valle.

El mirador de los buitres. Mirador dirigido hacia la zona donde se encuentran habitualmente los buitres comunes y negros en el valle. También se pueden observar quebrantahuesos y alimoches, además del águila real, cuervos, milanos y otras rapaces.

Las vistas desde Santa Pelaia. Desde esta ermita románica, emplazada a 1.262 metros de altitud, se obtienen unas magníficas vistas del valle. Desde allí se tiene una buena visión de la roca de la Pena (1.921 m), que es la formación geológica (un perfecto anticlinal) más característica de la montaña de Alinyà. En la ermita de Santa Pelaia se celebra un concurrido encuentro el sábado anterior a la segunda Pascua, con vecinos de todos los pueblos del valle y de Oliana, Fígols y Organyà.

La pervivencia de la vida rural. Los habitantes de la montaña de Alinyà han mantenido las actividades tradicionales de montaña de esta zona, como son la ganadería extensiva de vacas y ovejas y los cultivos de patata del bufet, una variedad muy apreciada que se cultiva en campos de altitud y que localmente se llaman trumfos. Estas actividades son perfectamente compatibles con los objetivos de conservación, y hay que preservarlas y potenciarlas.

Las fuentes. Ligadas desde siempre a la actividad agrícola, ganadera y forestal, y lugares de reposo para los excursionistas, las fuentes representan un elemento valioso. La montaña de Alinyà tiene dos fuentes importantes con un caudal abundante y mantenido: la fuente del Aiguaneix y la fuente de Codonyes.

La visita a lo largo de las estaciones

A Alinyà verano puede ser seco y muy caluroso, y un poco más fresco en altura, y la montaña llena de pájaros jóvenes nacidos durante la primavera. Es también el momento en que se pueden observar los rebecos, con los pequeños que recientemente han nacido.

En otoño amarillean los robles, los álamos y los fresnos, las hojas se vuelven parduscas y quedan a la espera de las embestidas del viento para que las haga caer. Los rebecos inician nuevamente el ritual reproductor. Es también el período del año agrícolamente más intenso, cuando se cosechan las patatas y se almacenan enterradas en el suelo hasta el próximo año.

Con la llegada del frío y las primeras nevadas del invierno, la vegetación entra en letargo y el quebrantahuesos inicia la puesta. Es también el momento en que los insectos desaparecen y parte de los pájaros que han anidado en la montaña se desplazan hacia otros climas más benignos.

La primavera llega pronto a los valles y avanza con la altitud, cubriendo de flores los prados y los pastos. La lluvia y el deshielo provocan que los arroyos bajen plenos. Es también el período en que los robles y el resto de árboles caducifolios empiezan el rebrote y el momento en que la mayor parte de los animales inician la reproducción. Entre ellos destaca el urogallo, que hace la parada nupcial en la penumbra de los bosques subalpinos.

Sabías que...

La riqueza en recursos naturales, como los bosques y los pastos, ha proporcionado desde antiguo un entorno propicio a las comunidades humanas, que pueblan este territorio desde la prehistoria, hace unos 4.500 años.

Los PAS (puntos de alimentación suplementaria) de la reserva son los primeros de Europa de alimentar los cuatro buitres del continente: el alimoche, el buitre leonado, el buitre negro y el quebrantahuesos.

Las construcciones de piedra seca medio enterradas que encontrará en diversos lugares del valle las llaman «agujeros de los trumfos", y están destinadas a la conservación y almacenamiento de la patata, especialmente la variedad del buffet. Son circulares, excavadas, con paredes y bóveda de piedra, esta cubierta de tierra y englevada, y se accede por una única apertura al nivel del suelo, justa para el paso de una persona acostada. La capacidad media de los agujeros equivale a unos setenta sacos de patatas. Los encontramos situados en los mismos campos de cultivo, y en la montaña de Alinyà podemos ver centenares.

 

Destacamos...

El guisante negro del Berguedà

Leer más

Tres queserías premiadas que no nos podemos perder Llobregat…

Leer más

Apúntate a nuestras newsletters!

Podrás recibir nuestros boletines con nuevas rutas, promociones, sorteos y mucho más.
Disfruta de femturisme.cat desde tu correo electrónico!