El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia

Historia

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia

La Guerra Civil, que duró de 1936 a 1939, significó el enfrentamiento entre los partidarios y los contrarios al gobierno democrático de la República. El conflicto terminó con la victoria de los contrarios a la República, este final hizo que miles de republicanos tuvieran que huir de España hacia Francia para evitar las represalias de la nueva dictadura franquista.

Los exiliados atravesaron la frontera a pie, uno de los puntos de paso fue alrededor del municipio de La Junquera, esta ruta recorre los lugares por donde pasaron los exiliados, recordando un fenómeno dramático que hoy, en nuestro país, es un hecho lejano en el tiempo pero que, en cambio, en muchos otros países sigue siendo el presente.

Pueblos de la ruta

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Republicanos Jefe AL Exilio 01) El 18 de julio de 1936 una parte del ejército español, capitaneado por los generales Franco y Mola, se alzó en desacuerdo con el gobierno de la República española, elegido democráticamente en las urnas. Esta revuelta fue seguida de una cruenta guerra civil que se prolongó desde 1936 hasta 1939, tres años que terminaron con la victoria de los contrarios a la República, el llamado bando nacional. Este hecho hizo que, al final de la guerra, miles y miles de personas del bando republicano se vieran obligados a huir hacia Francia, comenzando un exilio que para muchos sería largo o definitivo.

La situación geográfica de Cataluña, junto a Francia y convertida en uno de los últimos territorios de la República ocupados por el bando nacional, hizo que se refugiaran un gran número de republicanos de todo el territorio que, en el momento de terminar la guerra huyeron masivamente por los diversos puntos de paso de la frontera con Francia, uno de estos lugares fue alrededor del municipio de la Jonquera. Desde allí se puede iniciar una ruta hasta la frontera que permite recordar el recorrido por donde huyeron los republicanos y conocer los vestigios que aún hoy son testigos de todo aquel episodio histórico.

La Jonquera

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Museo Memorial Exilio La Jonquera) La ruta la empezaremos en el municipio de La Jonquera, allí, en la Calle Mayor 43-47, se encuentra el Museo Memorial del Exilio, inaugurado en 2007 y dedicado a recordar y explicar el exilio republicano, un equipamiento que forma parte de la extensa Red de Espacios de la Memoria de Cataluña. El museo cuenta con una exposición permanente con varios apartados, una parte se dedica a mostrar una consideración general sobre el exilio, no sólo el del bando republicano, otro ámbito recuerda la Guerra Civil, la derrota y la retirada republicana. Además el museo también dedica una parte de la exposición a explicar a qué países fueron el grueso de los exiliados republicanos y qué hechos y contextos históricos se encontraron. Finalmente, el museo dedica un apartado a mostrar el legado del exilio, mostrando varios documentos y objetos relacionados con este hecho.

Junto con la exposición permanente también se pueden encontrar exposiciones temporales relacionadas con las guerras y los exilios.

Agullana

Una vez hemos visitado el Museo Memorial del Exilio conoceremos los recuerdos del exilio republicano sobre el terreno, para hacerlo saldremos de La Jonquera, e iremos hasta Agullana. Allí se pueden encontrar construcciones que fueron utilizadas por el Gobierno de la República española, una de ellas es la casa de Can Bech, en la calle de Bech de Careda número 5, fue la sede del Estado Mayor de la República.

Fuera de Agullana, a 5 kilómetros del municipio si seguimos la carretera en dirección La Vajol, encontramos el Mas de Can Bech de baix, en esta casa se alojó el presidente del gobierno de la República, Juan Negrín. La estancia del presidente en este lugar se terminó después del bombardeo franquista en esta vivienda el 4 de febrero, el bando franquista se había enterado de que se encontraba allí gracias a la prensa francesa. El presidente mismo se tuvo que refugiar en un bosque cercano y al día siguiente abandonaba España. De este modo, durante unos días, Agullana se convirtió en la capital de la República.

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Republicanos Jefe AL Exilio 02) Una vez visitada la población nos dirigimos hacia La Vajol, justo saliendo de Agullana, sobre de una colina, veremos el Mas Perxès, un edificio con significación histórica ya que, allí, durante la retirada republicana se alojaron varios intelectuales y el presidente de la Generalitat, Lluís Companys, con casi todos los consejeros, algunos diputados del Parlamento y el presidente del gobierno vasco, José Antonio Aguirre. Entre el grupo de intelectuales, escritores y artistas vinculados a la Consejería de Cultura -encabezada por Carles Pi i Sunyer- destacaban Pompeu Fabra, Pau Vila, Pere Bosch y Gimpera, Joan Oliver y Mercè Rodoreda, todos ellos pasaron en él alguna noche entre el 30 de enero y el 5 de febrero de 1939 haciendo una parada en su camino hacia el exilio.

Se calcula que un total de 300 personas se alojaron allí durante los días que se produjo el exilio republicano, además, el 27 de enero de 1939 la Institución de las Letras Catalanas celebró su última reunión en territorio catalán.

Este edificio esconde otra curiosidad, en el año 2000 se encontró un valioso conjunto de documentos relacionados con la Generalitat republicana que habían quedado olvidados y escondidos durante 60 años. Los documentos habían quedado accidentalmente ocultados entre los escombros de la capilla de la casa, dañada durante la guerra.

La Vajol

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Monumento A La Exilio La Vajol) Nos dirigimos hacia La Vajol donde podremos conocer más lugares relacionados con la ruta que siguieron los exiliados para llegar hasta Francia. A la entrada de La Vajol encontraremos un aparcamiento, allí hay una indicación que nos explicará el camino que tenemos que seguir para ir hasta el Monumento al exilio, este homenaje a los exiliados consiste en una escultura de bronce. Se trata de unas figuras que representan un hombre y su hija, la niña había perdido una pierna a causa de un bombardeo franquista en Aragón, en noviembre de 1937. Esta escultura está basada en personas reales ya que parte de una fotografía que hizo un periodista extranjero durante el seguimiento del camino de los exiliados.

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Can Barris La Vajol) Otro de los lugares de referencia del exilio, en las afueras de La Vajol, es Can Barris, una gran casa donde se alojó el presidente de la República Española, Manuel Azaña, justo antes de partir hacia el exilio. Para llegar hay que tomar la carretera de La Vajol hacia Maçanet de Cabrenys hasta que encontramos el desvío.

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Mina Canta O De Negrin La Vajol) Otro lugar de importancia es la mina Canta o de Negrín. Esta era una mina que, durante el fin de la Guerra Civil, tuvo otra función, el presidente del gobierno de la República, Juan Negrín, la confiscó y envió guardar en ella una remesa de obras de arte del Museo del Prado para protegerlas de los bombardeos franquistas, además, también guardó un tesoro de quinientos millones de dólares que más tarde sería embarcado hacia México. Debido a su mal estado, actualmente la mina está cerrada al público, aún así se puede llegar hasta la entrada siguiendo el desvío que hay en la carretera de La Vajol en Maçanet de Cabrenys, una vez pasado el desvío de Can Barris.

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Imagen inspiración Monumento A Exilio La Vajol) Después de esta parte de la visita nos dirigiremos al Coll de Lli, para llegar tenemos que devolver hasta La Vajol y coger la carretera GI-505 en dirección Ceret, al cabo de 1,5 km llegaremos al restaurante Manrella-Comaulis, en este punto podemos dejar el vehículo ya que tendremos que continuar la ruta a pie. Allí encontraremos los indicadores hacia el Coll de Lli y tendremos que caminar unos 30 minutos hasta llegar a él.

Una vez llegamos a un pequeño caserío que hay junto al camino tendremos que continuar en dirección hacia el pueblo francés de les Illes, a pocos metros encontraremos una explanada con un cierre hecho con un alambre. Este punto es la frontera con Francia y, por tanto, el coll de Lli, por aquí mismo camino pasaron miles de exiliados anónimos y así como otros personajes conocidos como los presidentes de la República Manuel Azaña, el presidente del gobierno español, Juan Negrín, el presidente de la Generalitat, Lluís Companys, y el presidente del Gobierno Vasco, José Antonio Aguirre. En este punto fronterizo tant simbólico se puede encontrar una placa de homenaje a los presidentes y al resto de exiliados republicanos que siguieron este camino hacia el exilio.

El exilio en la Jonquera, la ruta de los republicanos hacia Francia (Monumento A Lluis Companys Coll Manrella) Después de visitar el Coll de Lli nos dirigimos hacia otro lugar de homenaje, el cuello de Manrella, para llegar volveremos por el mismo lugar donde hemos venido para coger de nuevo el coche y la GI-505 en dirección Ceret, seguiremos por esta carretera hasta llegar al desvío donde indica Monumento a Lluís Companys. Tal como indica su nombre este es un lugar dedicado a la figura del presidente de la Generalitat Republicana. Se encuentra en otro punto fronterizo y, a pesar de no ser el lugar por donde pasó Companys, se construyó aquí por tratarse de un lugar más accesible y amplio que el Coll de Lli. Fue construido en 1981 por la Comisión de Actos en Memoria del Presidente Companys, cada 15 de octubre, aniversario de su fusilamiento, se organiza un homenaje ante el monumento.

En este punto acabamos la ruta del exilio, un recorrido emotivo que permite revivir unos hechos dramáticos que marcaron la historia de Cataluña y de España durante el siglo XX, un éxodo que, a pesar de la distancia en el tiempo, aún mantiene unos recuerdos muy vivos.