Cataluña antes de 1714

Historia

Cataluña antes de 1714

En esta ruta de femTurisme.cat nos adentraremos en los antecedentes históricos de la Guerra de Sucesión, las reacciones que provocó y las instituciones que tenía Cataluña en aquel momento. Esto nos permitirá conocer uno de los edificios más importantes que encontramos en la capital catalana: el Palau de la Generalitat.

Y es que una vez iniciada la Guerra de Sucesión (1702-1715) entre Carlos de Austria y Felipe de Anjou por la sucesión en el trono de la Monarquía hispánica, estaba servido un largo periodo de tensiones y batallas, no sólo a la península sino también en todo el continente europeo. Esta guerra supone la primera guerra civil hispánica y tiene su origen en la proclamación de Felipe V (1702) como nuevo monarca de la Monarquía hispánica.

La Gran Alianza de La Haya, formada por Holanda, Inglaterra, Portugal y el Imperio austríaco, no estuvo de acuerdo y en 1703 proclama Carlos III como rey de la Monarquía hispánica.

Así pues, quedaba claro que había dos bandos bien diferenciados: los partidarios de Carlos III (La Gran Alianza de La Haya y Cataluña) y los partidarios de Felipe de Anjou (franceses y borbónicos).

Pueblos de la ruta

Vic

Felipe V y Carlos III

Cataluña antes de 1714 (Felipe v 1714) Llegado al trono al 1702, Felipe V hizo una serie de concesiones a la Corte General de Cataluña. Sin embargo, las relaciones con Francia y la familia Borbón con Cataluña no eran demasiado buenas.

Añadido a esto, se generó de forma clandestina un sentimiento contrario a todo lo que rodeaba a Felipe V, sobre todo devido a la política represiva que ejercían las autoridades reales sobre el pueblo catalán.

Los partidarios de Carlos III, formado por un amplio sector de la burguesía de Barcelona , la pequeña nobleza y el campesinado acomodado de la Plana de Vic, recibieron un amplio apoyo social para la defensa de las constituciones y también un gran apoyo internacional, gracias al Pacto de Génova, firmado en 1705 con Inglaterra. Esto permitió que las tropas aliadas desembarcaran en Barcelona y se iniciara un periodo de revuelta generalizada en todo el país y que se proclamara Carlos III como rey.

Con ello, se daba paso a un nuevo frente de guerra internacional.

Las reacciones

La respuesta de Felipe V fue la ocupación del País Valenciano, Aragón y las comarcas occidentales de Cataluña, dando nombre así a la Batalla de Almansa (1707), y abolió los fueros de Valencia y Aragón.

Cataluña antes de 1714 (batalla almansa 1707 de ricardo Balaca) Aunque la situación bélica era claramente favorable a los aliados, dos hechos rompieron la estabilidad: la llegada al poder de los tories (conservadores) en Gran Bretaña y la muerte de José I, emperador del Imperio germánico y hermano de Carlos.

Por un lado, los conservadores eran partidarios de evitar el conflicto por los intereses comerciales que tenían con Hispanoamérica, y por la otra, los estado aliados los inquietaba la regencia de dos dominios tan extensos por parte del mismo monarca.

Por ello, en 1713 se firmó el Tratado de Utrecht, en el que se reconoció Felipe V como rey de la Monarquía hispánica.

Cataluña había sido abandonada a su suerte, pero se convoca la Junta General de Braços o Parlamento del Principado y, ante la sorpresa de varias cortes europeas, la Junta decide mantener la resistencia e inicia su momento republicano.

Conferencia de los Tres Comuns

Cataluña antes de 1714 (cortes 1705 los tres comunes) Después de esto, el gobierno de la Cataluña resistente se encuentra en manos de la Conferencia de los Tres Comuns.

La Conferencia de los Tres Comunes estaba formada por la Diputación General de Cataluña, el Consejo de Ciento de Barcelona y el Brazo Militar de Cataluña y existió desde el 1697 al 1714.

Su actividad no fue siempre permanente ni decisiva, pero era una manera conjunta de hacer frente al totalitarismo de la monarquía hispánica. De hecho, los miembros que formaban parte tampoco estaban oficializados.

Fue en 1705 cuando la Conferencia de los Tres Comunes se formalizó oficialmente como institución. Estaba formada por 21 miembros: 9 de los cuales eran de la Generalitat y 12 del Consell de Cent y del Brazo Militar.

A lo largo de su historia fue crucial en las decisiones tomadas en el asunto Arnold Jäger, en la llegada de Carlos III en 1705, en el bienio 1712 a 1713 y en el sitio de Barcelona entre 1.713-1714.

Diputació del General del Principat de Catalunya

La Diputació del General del Principat de Catalunya es el nombre histórico que recibe la Generalitat de Catalunya.

Sus inicios debemos buscarlos a finales del siglo XII, cuando se designan por primera vez con el objetivo de recaudar impuestos y pagar a los acreedores del rey. De manera que su función fue, durante mucho tiempo, puramente recaudatoria y gestora de la deuda pública.

Cataluña antes de 1714 (generalitat de catalunya en blanco y negro) Fue a partir de las reformas de 1413 que la Generalitat de Catalunya adquirió competencias en el terreno político y, entre sus tareas, se incluía velar por las leyes y las constituciones catalanas.

A finales del siglo XV, la Generalitat de Catalunya tenía jurisdicción política, judicial y militar. Pero una vez terminada la Guerra dels Segadors, las competencias institucionales de este organismo habían visto debilitadas.

La Diputació del General del Principat de Catalunya estaba formada por seis miembros: dos representantes eclesiásticos, 2 representantes militares y 2 representantes reales.

El Diputado eclesiástico era considerado el Presidente de la Diputación del General.

La sede de la Diputació del General del Principat de Catalunya se situó en un edificio de la calle Sant Honorat de Barcelona , que tras varias ampliaciones se convertiría en el actual Palacio de la Generalitat de Catalunya.

Consell de Cent de Barcelona

El Consell de Cent de Barcelona era una institución de gobierno que estuvo activa desde el siglo XIII al siglo XVIII.

Cataluña antes de 1714 (salon de cien consejo de ciento) En un principio, se trataba de representar el poder real de la mano de los agentes que mantenían la paz y el orden en la ciudad y presidían las asambleas de vecinos. Más adelante, se formó un consejo donde se reunían los jefes y los responsables del gobierno de la ciudad. Y, finalmente, se configuró un consejo similar al que se había implantado en Aragón que, tras varias modificaciones, quedó configurado con un Consejero elegido por el Consell de Cent personalidades.

Sin embargo, el elevado número de miembros dificultaba las reuniones y se decidió formar un nuevo consejo con una treintena de personas llamado el Trentenario. Este servía para preparar las propuestas que luego se tratarían en el Consell de Cent.

El Consell de Cent es abolido el 15 de septiembre de 1714 por el Mariscal James Fitz-James Stuart, junto con la Generalitat, después de posicionarse a favor de Carlos III.

El Consell de Cent es la única institución abolida en esta época que no se ha recuperado.

Brazo Militar de Cataluña

Cataluña antes de 1714 (milicia tres comunes) El Brazo Militar de Cataluña era el órgano que representaba el estamento nobiliario en las Cortes, que ya tenía esta función en sus orígenes, que se sitúan en el siglo XIII.

En época moderna las personas que formaban parte del Brazo Militar de Cataluña eran: por un lado, el Duque de Cardona, como miembro preeminente de la nobleza catalana, y por el otro, marqueses, condes, vizcondes, barones, caballeros, donzells y otras personas laicas que tenían vasallos, aunque no son nobles.

A principios del siglo XVII, se creó un cargo que lideraba el Brazo Militar de Cataluña: era el protector del Brazo Militar. El primer protector fue Onofre de Alentorn.

Con el Decreto de Nueva Planta, el Brazo Militar de Cataluña desapareció y la institución que, de alguna manera, agrupará los nobles será el Real Cos de la Noblesa de Catalunya ya a principios del siglo XX.

El Palau de la Generalitat

El Palau de la Generalitat de Catalunya se encuentra situado en el barrio gótico de Barcelona , justo en la plaza de Sant Jaume.

Cataluña antes de 1714 (generalitat de catalunya) Hay que remontarse a finales del siglo XIII para encontrar que la Diputació del General del Principat de Catalunya se estableció en este edificio, pero que no es hasta el 3 de diciembre de 1400 que los representantes de los tres brazos: Alfonso de Tous, Jaume Marcos y Ramón Desplà compraron el edificio al comerciante Pere Brunet por 38.500 sueldos. Pero en aquellos tiempos, la situación del edificio ubicaba su entrada por la calle de Sant Honorat.

Cabe destacar que del 1705 al 1706, el archiduque Carlos celebró Cortes en el Salón de Sant Jordi para remarcar el respeto que tenía para las instituciones y constituciones catalanas, ya que era en este salón donde se reunía la Diputación del General. En la Sala de Contrafacciones se reunía el Brazo Militar y en ambas también se celebraban algunas sesiones de la Conferencia de els Tres Comuns.

En cuanto la arquitectura, el edificio ha sufrido diversas modificaciones que han dado lugar a una mezcla de elementos, que a su vez la han convertido en una edificación sin continuidad artística entre el interior y el exterior. Sin embargo, es considerada la primera gran fachada renacentista de la arquitectura civil en Cataluña.

Mostrar el mapa de rutas

Mostrar el mapa de rutas