La Academia de los Desconfiados

Historia / Literaria

La Academia de los Desconfiados

Durante los primeros años del siglo XVIII la aristocracia catalana con dotes cultos se organizó para defender y profundizar en su historia y cultura. Esta era una práctica habitual en otras ciudades europeas y, en Barcelona, esta institución se conoció con el nombre de la Academia de los Desconfiados. De hecho, es esta la institución que conoceremos a lo largo de esta ruta, junto con los miembros que la formaron y su historia.

Igualmente, veremos la huella que dejó en el seno de la cultura catalana y que perdura hoy en día, no sólo en Barcelona sino también a otras zonas del territorio catalán.

Pueblos de la ruta

La Academia de los Desconfiados

La Academia de los Desconfiados (Virgen Montserrat Escuela Montserratina Desconfiats) La Academia de los Desconfiados (Desconfiats) o la Academia Desconfiada fue una institución creada por aristócratas eruditos en la ciudad de Barcelona en 1700 con el objetivo de promover el estudio de la lengua, la cultura y la historia catalana a través de veladas dedicadas a la literatura, la filosofía, etc. Tenía la advocación en la virgen de Montserrat y también fue conocida con el mote de "Escuela Montserratina" y sus miembros como los "sabios del Born".

Las Actas de la Academia de los Desconfiados se llevaban a cabo en el Palau de Pablo Ignacio de Dalmases y Ros, actual Palau Dalmases, que se encontraba situado en la calle Montcada y se hacían de una manera solemne.

Se celebraron actos hasta el 1703 y la institución se mantuvo viva hasta que Felipe V entró en la ciudad, en 1714. Fue entonces, cuando se cerró definitivamente. Sin embargo, en 1729 surge la Academia de Buenas Letras de Barcelona, que de alguna manera le tomó el relevo en su tarea.

Miembros Desconfiados

De los miembros que formaron la Academia de los Desconfiados, cabe destacar su principal representante y fundador: Pau Ignasi de Dalmases i Ros. Era un erudito que admiraba las academias elitistas europeas y quería que la Academia de los Desconfiados fuera una más.

La Academia de los Desconfiados (josep Romaguera academia desconfiados) Aparte de él, había catorce miembros más que también formaron parte de la fundación de la Academia de los Desconfiados. De entre ellos cabe destacar:

Josep Antoni de Rubí i de Boixadors y Marqués de Rubí que fue un militar muy destacado y cercano a Carlos III. Como miembro y capitán de la Coronela formó parte de muchas batallas y, de rebote, se convirtió en virrey de ciudades como Mallorca, Nápoles y Cerdeña.

Joan Antoni de Boixadors Pacs i de Pinós también fue capitán de la Coronela y fue elegido como presidente de la Academia de los Desconfiados.

Antoni de Peguera i d'Aimeric fue uno de los miembros más activos dentro la Academia y también formó parte del Pacto de los Vigatans, como representante catalán en la firma del Tratado de Génova con Inglaterra.

Llorenç de Barutell i d'Erill, Francesc de Junyent i de Vergós, Josep Amat de Planella,  Alexandre de Palau i d'Aguilar, Francesc de Josa i d'Agulló, Josep de Taverner i d'Ardena, Agustí de Copons i de Copons, Felip de Ferran i de Sacirera, Josep Clua i Granyena, Josep de Rius i de Falguera, Francesc de Sans Miquell y Josep Romaguera fueron los otros miembros que formaron parte de la Academia de los Desconfiados, que estaba formada por un total de 30 miembros, tanto de origen catalán como castellano.

Pau Ignasi de Dalmases i Ros

La Academia de los Desconfiados (Pablo Ignacio de Dalmases y Ros) Pau Ignasi de Dalmases i Ros fue un erudito catalán proveniente de una familia de comerciantes. Estudió artes y filosofía, hablaba castellano y francés y su talante hacía prever que no seguiría la tradición familiar en el sector de los negocios.

Tenía una gran admiración por todo lo que se movía en las ciudades europeas y vivió tanto en Madrid como en París. Conocedor de las Cortes de estas ciudades, quería que Barcelona contara con una institución comparable a las de estos lugares. Por este motivo, decide fundar la Academia de los Desconfiados.

En 1701, Felipe V le nombró cronista del Principado de Cataluña, pero pronto sería apartado del cargo y encarcelado por las sospechas que tenían que Pau Ignasi de Dalmases i Ros era defensor de la causa austracista. No iban errados ya que a partir de 1709 se declaró defensor de Carlos III y se convirtió en su embajador en Inglaterra.

Una vez caída la ciudad de Barcelona , el 11 de septiembre de 1714, Felipe V accedió a dejarlo volver a la ciudad, retirándole los títulos concedidos por el archiduque Carlos. Hasta su muerte, se dedicó a lo que siempre le había apasionado: la cultura, la literatura, la historia ...

Linaje Dalmases

Pau Ignasi de Dalmases i Ros provenía de una familia con un linaje importante dentro del territorio catalán.

La Academia de los Desconfiados (escudo armas Dalmases paz ignasi) Para encontrar sus orígenes hay que remontarse al siglo XIV y trasladarnos a Sant Martí Sesgueioles, en la actual comarca de la Anoia. Pero no es hasta principios del siglo XVII que encontramos Pau Dalmases i Solà que tenía uno de los oficios más destacables de los miembros de su familia. El oficio de peletero, consistente en comprar la lana y prepararla para venderla a los tejedores, tintoreros y apeaderos, muy típico en esta comarca.

De hecho, es este mismo Pau Dalmases i Solà quien se traslada a Barcelona para comerciar con diferentes productos. Su hijo también se dedicará al comercio y será el padre de Pau Ignasi de Dalmases i Ros.

Los beneficios de los negocios, les permitirán comprar diferentes propiedades, entre ellas varias casas y tiendas en la ciudad de Barcelona, un antiguo palacio gótico en la calle Montcada, la Torre de Pierola en Els Hostalets de Pierola y una casa de campo en Cabrera de Mataró (Cabrera de Mar).

Torre de Pierola

La Academia de los Desconfiados (Torre Pierola) La Torre de Pierola llega en manos de la familia Dalmases a finales del siglo XVII, a través de la compra que hace el mercader Pau de Dalmases i Castells.

Desde ese momento, es utilizada para la recaudación de impuestos y como torre de veraneo, pero sus habitantes actuales la han restaurante. Ellos son los descendientes de la familia Dalmases que se unió en matrimonio con la familia Fontcuberta.

La podemos contemplar por el camino de los Romeros en Montserrat, justo sobre las casas de la Isla (Pierola). Destacan sus grandes ventanales y la majestuosidad de su construcción, además de seguir teniendo un panorámica de buena parte del Valle de Pierola desde un punto excepcional.

Palau Dalmases

El Palau Dalmases es un antiguo edificio barroco situado en la calle Montcada en la ciudad de Barcelona. Fue reformado varias veces y hoy en día se conserva la capilla que data del siglo XV, la cual tiene unas decoraciones muy bien trabajadas a la bóveda estrellada, con imágenes de ángeles y una epifanía. También encontramos la biblioteca, sala en la que se reunía la Academia de los Desconfiados.

La Academia de los Desconfiados (Palau Dalmases) La fachada es más bien sencilla dentro de los rasgos propios del románico catalán y lo que destaca es el patio interior. Consta de una escalinata con un friso en el que aparece representada la escena mitológica del rapto de Europa y también el carro de Neptuno. También encontramos una serie de columnas salomónicas que sostienen arcos rampantes o cojos.

En 1700 serviría de sede para la Academia de los Desconfiados. Y a lo largo del siglo XX se convertiría en sede del Instituto de Estudios Catalanes y de Òmnium Cultural. Hoy en día, sus espacios son utilizados para eventos privados, actividades musicales, desfiles de moda y otros actos exclusivos.

Academia de Buenas Letras de Barcelona

La Academia de los Desconfiados (Academia de Buenas Letras de Barcelona) La Real Academia de Buenas Letras de Barcelona (Reial Acadèmia de Bones Lletres de Barcelona) (RABLB) se creó en 1729 en Barcelona como sucesora de la Academia de los Desconfiados. Nace con el objetivo de formar a los jóvenes en el conocimiento de la historia de Cataluña, la filosofía y la literatura. Sus fundadores fueron Segismon Comas i Codinach, Bernat Antoni de Boixadors, conde de Peralada y varios hombres del mundo intelectual de la ciudad.

Hoy en día, la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona todavía existe y está formada por 30 miembros. Tiene un archivo, una biblioteca, una importante colección de monedas, la Galería de Catalanes Ilustres y mantiene una vida culturalmente activa.

Su sede se encuentra en el Palau Requesens, conocido también como el Palacio de la Condesa de Palamós, situado en la calle Obispo Cazador de Barcelona. Destaca la gran variedad de reformas que se le han hecho, sobre todo a lo largo de los siglos XVI y XVII. Aún así, sigue manteniendo el esplendor propio del palacio privado, que fue considerado el más grande de la Barcelona medieval.

Nenias reales ...

La Academia de los Desconfiados (nenias reales academia desconfiados) Nenias reales y lágrimas obsequiosas a la memoria del gran Carlos II era un conjunto de obras compuestas por los literatos entusiastas de Carlos II. Se publicó en 1701 y en esta obra se recogían una serie de lamentos por la muerte del monarca y se mostraba, de forma pública, la fidelidad de los miembros que fundaron la Academia de los Desconfiados hacia la causa austracista.

Su editor fue uno de los miembros fundadores de la Academia, Josep Amat de Planella.

El emblema que aparece en las Nenias reales ... fue también el emblema de la Academia de los Desconfiados y fue creado por Francisco Gazán. Aparece un barco que ha naufragado y al lado una barca pequeña que sostiene el lema de la Academia: «Toda, quia diffidens».

«Toda, quia diffidens»

La Academia de los Desconfiados (Emblema academia desconfiados sabios del borne) Este era el lema de la Academia de los Desconfiados y es que el nombre de la Academia provenía de la desconfianza y la duda que se había planteado en otras partes de Europa. Reflejaba, así, a las cortes europeas de París, Madrid y Pavia que también habían creado instituciones culturales muy parecidas a ésta que se creó en Barcelona.

Y la frase «Toda, quia diffidens» no quería decir otra cosa que "Segura, porque desconfía". Haciendo evidente, pues, su desconfianza ante la nueva situación.

En el Born, el Centro Cultural se realizan actividades culturales bajo este lema para difundir aspectos lingüísticos, literarios e históricos.

Mostrar el mapa de rutas

Mostrar el mapa de rutas