Las Fallas en el Valle de Boí

Las Fallas en el Valle de Boí

Las fiestas de las fallas que se celebra en todo los Pirineos y Pre-Pirineos, esta ligada a los ciclos agrarios y solares. Bajar el fuego, símbolo del sol, de la montaña y hacia el pueblo sirve para purificar campos y bosques y mantener los malos espíritus alejados.

La primera bajada de la temporada de fallas es la de Durro, el 9 de junio, con la fiesta de San Quirico. Por la noche de San Juan se bajan en Boí y principios del mes de julio se corren en Barruera, después en Erill la Vall y las últimas son en Taüll, a mediados de julio.

Antes de correr las fallas, se habrán tenido que preparar los "faros", con árboles derechos en una zona alta y alejada del pueblo que se encenderá el día de la bajada formando una gran hoguera y desde donde bajarán todos los fallaires, haciendo quemar su falla para iniciar después su descenso hacia el pueblo.

Imprescindible llevar una falla, que se elabora con anterioridad a la fiesta, con madera de pino que tenga tea, sujeta a un palo de fresno o de avellano con alambres y puntas a modo de antorcha.

La noche de la bajada de las fallas se sube hasta el "faro", en oscurecer. Antes de bajar el grupo de fallaires merienda junto al faro, aunque sin encender.

Al terminar ya la hora prevista, se enciende el "faro" ya continuación las fallas, y se empieza a bajar, caminando el primer tramo pendiente y seguidamente se empieza a correr hasta llegar al pueblo. Allí los músicos tocan la tonada de las fallas, se recorren las calles y finalmente se lanzan en una hoguera.

FALLAS 2017 VALLE DE BOÍ:

17 de junio - Durro

23 de junio - Boí

1 de julio - Barruera

7 de julio - Erill la Vall

14 de julio - Taüll

 

Fuente: Valldeboi.cat